jueves, 6 de octubre de 2011

Chiapas, el primer estado del sureste de utilizar la Apple de Steve Jobs

                                                                                     
Juan Balboa
Coincidencias de la vida. El pasado 5 de octubre murió Steve Jobs, genio e inventor de las computadoras Apple. Una herramienta que nació y se consolidó entre 1984 y 1986, pero que revolucionó toda la industria editorial del mundo.  
Tres años después de que Apple lanza las primeras computadoras Macintosh en el mercado de Estados Unidos, dos de estos equipos  aparecieron sorpresivamente en Chiapas.
Hace 24 años, a principios de octubre de 1987, una empresa chiapaneca llamada “Grupo Editorial Maya” compraba las primeras dos computadoras de Apple para diseñar, formar e imprimir una revista regional (del sur-sureste de México) llamada Ámbar.
La publicación chiapaneca fue la primera empresa que utilizó la Apple –no sólo en Chiapas sino en todo el sur-sureste de México y parte de América Central- para hacer todo su diseño y la formación de sus planas que eran impresas en los talleres de Comunicación e Información, S. A. de C. V., empresa editora de la revista Proceso y la agencia Apro.


Todos los periódicos y revistas que se editaban en Chiapas, unos 30 en todo el estado, utilizaban el Linotipo, una máquina inventada por Ottmar Mergenthaler en 1886 cuyo sistema de impresión se basaba en metal fundido que formaba un lingote que constituía una línea de caracteres de imprenta.
La revista Ámbar no sólo fue la primera revista con una circulación regional en la historia de nuestro estado y del sureste mexicano, sino que fue pionero en utilizar la máquina del hoy occiso Steve Jobs.
Honor a quien honor merece
La empresa “Grupo Editorial Maya”, editora de la revista y semanario Ámbar, fue pionera en la modernización de los sistemas de diseño y formación de las páginas de medios impresos gracias a la inteligencia y visión de Enrique García Cuéllar.
García Cuéllar, catedrático, publicista, periodista y escritor, fue la persona que propuso al Consejo Editorial de la empresa la compra de las famosas Apple. La llegada de las dos computadoras cambió no sólo la vida profesional de unas dos docenas de profesionales del periodismo en Chiapas, sino que vino a modificar la forma de hacer periodismo para una pléyade de periodistas.
La mancuerna de García Cuéllar fue Enrique Alfaro, caricaturista y escritor. Alfaro fue el primer diseñador de medios impresos que utilizó la Apple en Chiapas y la región. Sin su sabiduría hubiese sido difícil e imposible trasladar la formación de las planas del linotipo a la computadora.
Enrique Alfaro llevo después su conocimiento a Mérida, Yucatán. Ahí encabezo al equipo que se hizo cargo de la edición del periódico Por Esto de Mario Menéndez.
Desde luego que todos los que participamos en Ámbar nos entristece conocer la muerte de Steve Jobs, pues su creación nos dio la llave para poder adelantarnos a la modernidad, por lo menos en el sur y sureste de México y parte de Centroamérica.CVV

                                                                                                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada