viernes, 4 de octubre de 2013

Concierto de Inti-Illimani y Quilapayún, dos tesoros de la música de la América Latina







No sé si habían transcurrido 120, 130 ó 140 minutos, de lo que tenía certeza era que el tiempo se había esfumado en mi memoria; tampoco era importante si en el escenario del Teatro Metropólitan habían 11, 12 ó 13 músicos, sólo seguía la alegría de los instrumentos andinos mezclados con las guitarras y percusiones.

De lo único que tenía certeza: la noche del jueves 3 de marzo los grupos chilenos Inti-Illimani y Quilapayún revitalizaron, por no decir desenterraron, mi gusto por la buena música y me recordaron que aún queda mucha lucha para lograr sociedades más igualitarias, democráticas y sin discriminación.

Canciones emblemáticas de la lucha de los años setenta y ochenta – pero el tiempo y los sucesos los mantiene vigente- se escucharon fuerte en el Teatro Metropólitan.

Llego un momento que todo el público coreaba al unísono estrofas de algunas canciones: “El pueblo unido jamás será vencido” o “Venceremos, venceremos…”

Grandes músicos, sin duda, y poderosas canciones que hacen mover hasta a los habitantes de la Ciudad de México con todos y sus grandes problemas de contaminación, tráfico y sobrepoblación que los tiene cotidianamente en un estadio de histeria.

Fue una noche que me hizo recordar los recorridos que algunas veces realice por las calles Moneda y Morandé, en donde se ubica el Palacio de La Moneda, lugar en donde fue asesinado Salvador Allende, presidente de Chile y uno de los políticos latinoamericanos que visitaron algunas veces mi estado natal: Chiapas.

                   Ciudad de México, 4 de octubre de 2013.

 

Anexo dos conciertos de años atrás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada